La magia y el encanto del «Hombre orquesta» Enviar nuevo evento

La magia y el encanto del «Hombre orquesta»

Dj vs Hombre orquesta

Desde mi niñez los “Hombre orquesta” me han llamado exageradamente la atención, siempre me ha fascinado ver cómo un individuo era capaz  de ser su propio director y músico. 

Quizás muchos vean en la profesión de Dj una similitud, siendo musicalmente hablando como “Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como”.

El Dj, trabajé con o sin laptop y controladora, es autosuficiente para amenizar cualquier evento, siempre con ayuda de monitores. Aunque desde sus comienzos haya sido criticado por músicos al pinchar sin consentimientos sus canciones. 

Muchos son los artistas que han reinventado el “Hombre orquesta”, produciendo sonidos y música con todo tipo de objetos. En las redes sociales y en cualquiera de nuestras ciudades podemos encontrar músicos callejeros tocando instrumentos ya bien sean inventados, como creados por ellos mismos. 

Desde tuberías, latas, botellas, ollas, botes de pintura… Estos genios son capaces de hacer música hasta con cucharas.

 En este artículo me gustaría centrarme en la figura del “Hombre orquesta”. Es ese personaje del recuerdo, de fotografía en color sepia, de fiestas en grandes ciudades y pueblos de antaño donde los niños corrían por grandes calles de piedras y arena. 

¿Pero qué es un “Hombre orquesta”

Es un músico que toca varios instrumentos con la ayuda de manos, pies, boca, cabeza, barbilla… con todos los miembros que haya sido capaz de educar para ello. 

El “Hombre orquesta” más básico que conocemos es el cantante que va acompañado por una guitarra y armónica, y a partir de ahí dependerá de lo polivalente que sea y la coordinación que posea el artista.    

Hay “Hombres orquestas” con grandes capacidades y suman a sus actuaciones bombos, platillos, maracas, ukeleles, banjos…

En la actualidad y desde el desarrollo de la Interfaz Digital de Instrumentos Musicales (MIDI), algunos músicos también han incorporado almohadillas de percusión MIDI montados en el pecho, gatillos para bateria eléctrica montado en los pies, y pedalier electrónico.

En la ciudad donde vivo tenemos a un gran “Hombre orquesta” es capaz de grabar sus propios coros al principio del tema con una pedalera y soltarlos a lo largo de la canción, tocando armónica, guitarra, pandereta, además de poseer una voz impresionante para la selección musical de rock que tiene. 

Los primeros músicos polivalentes que se conocen tocaban el tubo y tabor en el siglo XIII, desde entonces y hasta nuestro días hemos podido ver como muchos artistas han tocado dos o más instrumentos a la vez en sus actuaciones y grabaciones.

Aunque el romanticismo del personaje genuino del “Hombre orquesta” jamás será eclipsado. La genialidad de estos “super héroes” de la música urbana y móvil se merecerá siempre un buen puesto en las listas de artistas.

 

 

 

Escribe un Comentario

Access Token is invalid, please get it again