Canción actual

Título

Artista

Background

El ocio nocturno en Ibiza retoma su actividad garantizando un entorno seguro

Escrito por el agosto 4, 2021

Aunque los eventos en Ibiza se detuvieron hace ya más de un año, este verano de 2021 las aguas parecen volver a sus cauces, dando comienzo a una etapa en la que hay que tener en cuenta la “nueva normalidad”.

Mick Wilson de DjMag, habla con algunos promotores y propietarios de establecimientos sobre cómo se va a gestionar la reapertura.

Numerosos residentes mencionan que este último año ha sido muy duro, ya que los que trabajan en el ocio nocturno son los que se han visto directamente afectados, a causa de las restricciones por la pandemia. Los clubs tuvieron que cerrar, cancelándose así todo tipo de eventos, y provocando una brecha tanto económica como social en la Isla Blanca.

Sin embargo, el 8 de junio el gobierno anunció la posibilidad de reabrir las discotecas y los bares con algunas condiciones: pista de baile hasta las 3 A.M, asientos limitados…

Otros países europeos como Reino Unido o Países Bajos también han realizado eventos experimentales siguiendo el protocolo COVID-19, con la finalidad de garantizar la seguridad y el bienestar de los asistentes.

Un ejemplo de ello son los acontecimientos acaecidos en Liverpool en los meses de abril y mayo, incluyendo dos eventos piloto en clubes organizados por la agencia Circus. De 13.000 personas que asistieron, únicamente fueron 11 las que dieron positivo en un test de COVID. Por tanto, los organizadores concluyeron con que dichos eventos no causaron “propagación detectable” del virus.

En cuanto a Ibiza, realizó su fiesta piloto denominada “Children of the 80´s” en el Hard Rock Hotel, el 25 de junio de este año. Jose Luis Benítez, gerente de la Asociación de Ocio de Ibiza, nos detalla la organización del evento.

“He liderado las negociaciones con el gobierno de las Islas Baleares para conseguir una prueba piloto [en marcha] y empezar una desescalada para conseguir que se abran los locales de ocio en la isla de Ibiza», comenta J.L.Benítez. «Por supuesto, será una temporada diferente a la que hemos conocido hasta ahora – la pandemia detuvo todo lo que conocemos – pero con esta desescalada, comenzaremos a ver gente divirtiéndose en estos lugares de la isla”.

“La prueba piloto fue el pistoletazo de salida de la temporada, así que, con los resultados del evento aún pendientes, pronto comenzará la cuenta atrás para volver a bailar en la isla», menciona. «Habrá una apertura paulatina de todos los clubes; buscaremos la normalidad, pero quiero recordar a la gente que tenemos que ser responsables. Estamos en el camino correcto, pero [la pandemia] aún no ha terminado”.

El club nocturno Amnesia, ya ha informado sobre su reapertura, realizando la temporada de eventos al contrario de lo habitual: “Hemos anunciado la fiesta de clausura para finales de octubre, y durante las próximas semanas anunciaremos otros line ups para el resto del mes”, explica el director de música de Amnesia, Neil Evans. “Incluirá algunas de las residencias del club, así como eventos únicos”.

Siguiendo con Amnesia, cuenta con “La Closing Party”, programada para el 23 de octubre, donde acudirán DJs como The Blessed Madonna, Deborah De Luca, Adam Beyer, Jamie Jones, Mar-T, o Jayda G. “La Closing Party será un evento de 20 horas de duración, y la terraza abrirá desde la tarde y se extenderá hasta el día siguiente”, menciona Evans. «También tenemos Pyramid para el 10 de octubre, con Ricardo Villalobos, Luciano, KiNK y Dax J, y anunciaremos nuestros line ups para Do Not Sleep muy pronto.»

Por otro lado, N. Evans asegura estar trabajando en una temporada completa de eventos con el local hermano de Amnesia, Cova Santa, el cual debía reabrir en junio. “Esta será una experiencia diferente», afirma. «Con Cova Santa, como además de discoteca también es un restaurante, podemos hacer una programación que cubra una amplia gama de grupos de edad. Estaremos viendo bandas y actos en vivo, tocando downtempo, deep house y sonidos disco, por lo que será diferente a nuestra oferta habitual”, añade. “Lo tenemos todo programado desde julio hasta finales de octubre. Contando con las restricciones y recomendaciones actuales para un evento seguro, incluida la capacidad limitada de asientos, aún podemos establecer una programación detallada para los DJs, bandas, etc en Cova Santa. Conforme se vayan levantando el resto de restricciones, buscaremos abrir el club nocturno en la planta baja también”.

Pese a no conocer las restricciones oficiales por las circunstancias actuales, los propietarios de clubes y bookers están planificando una temporada de eventos, aunque quizá poco usual.

“Afortunadamente, somos muy ágiles, por lo que podemos trabajar en varios lugares y organizar algo con bastante rapidez», declara Eoin Smyth, organizador de eventos en Game Over (Ibiza). “Podemos aprovechar a los DJs de la isla y apostar por el talento local, contando con los DJs que ya están en la isla en lugar de que tengan que volar desde otro lugar. No estamos acostumbrados a trabajar bajo las reglas del hotel y las reglas del Beach club”, continúa. “Estamos acostumbrados a organizar eventos para miles de personas, en Amnesia o DC-10. Es muy diferente [a nuestra forma de operar], pero si podemos hacer algo, lo haremos”.

Game Over ha corroborado su producción para eventos como One Night Stand, Bohemia y Lift, y ha confirmado la asistencia de DJ Wild Child en el W Hotel durante 20 semanas.

“Solo tenemos que encontrar formas creativas de brindar una experiencia, ya sea comida, cena, arte, música o moda, en espacios interesantes. En lo que realmente estamos trabajando es en ser capaces de mantener viva la fiesta y darles a nuestros artistas una plataforma donde tocar”, explica E.Smyth.

Diferentes lugares y establecimientos de la isla como Nassau Beach Club, Pikes, Las Dalias o WOW, también han reabierto su temporada de verano, respetando las medidas anti-COVID. Mientras que los bares y restaurantes se adaptan cumpliendo con los protocolos impuestos (un aforo reducido, distancia de seguridad entre mesas, ventilación…), para los clubs es todo un reto. Aunque ya se contraten DJs y la música vuelva a sonar por todo lo alto, las míticas pistas de baile llenas de gente siguen sin estar disponibles en la isla.

Desde hace unas semanas las fronteras están abiertas, por lo que muchos turistas de diferentes partes de Europa como holandeses, alemanes o franceses, ya han viajado a Ibiza. No obstante, en Reino Unido no existen evidencias de que los turistas puedan visitar Ibiza de forma segura.

La llegada de visitantes está siendo lenta, lo que genera por un lado alivio, pero por otro, cierta inquietud en la industria del ocio nocturno. Pero como dice el dicho, todo lo bueno se hace esperar…

Andy McKay, CEO y fundador de Ibiza Rocks, aportó una visión optimista sobre lo que su empresa puede ofrecer. “Sí, ha habido desafíos debido al cambio, pero con el producto básico que diseñamos el año pasado, estos desafíos ahora son positivos», menciona A. McKay. “Esperamos que las pistas de baile vuelvan a estar al aire libre a mediados de julio. Estamos en una mejor posición [ahora, que en meses anteriores] para ser flexibles y adaptarnos a las necesidades [de las restricciones cambiantes], lo que, para nosotros, es una ventaja competitiva. Podemos pensar con rapidez, ser ágiles”.

Subraya el hecho de que 2021 será “un año de una Ibiza al aire libre, predominantemente; una vez que las discotecas al aire libre se puedan organizar de forma segura, se verá como algo positivo para el regreso de las discotecas en interiores. En el mundo de las fiestas al aire libre en Ibiza, me considero muy afortunado, francamente”, continúa. “No hay muchos lugares al aire libre [en la isla], e Ibiza Rocks es uno de los principales eventos al aire libre”.

La mayor parte de establecimientos destinados a la realización de eventos están reabriendo ahora, pero algunos han mantenido su actividad durante 2020, aunque de forma más limitada. Por ejemplo, la fiesta Cosmic Pineapple, organizada por el conocido Hotel Pikes, ha ofrecido a los isleños un nuevo formato musical durante la pandemia. “El año pasado, fuimos uno de los pocos eventos a los que se les permitió continuar debido a nuestro formato”, explica Kim Booth, fundador de Cosmic Pineapple.

“Los eventos fueron mucho más pequeños y, sorprendentemente, mucho menos estresantes [que en tiempos normales]. Este año, puedo sentir la energía acumulándose; podemos hacer más cosas, adentrarnos en nuevos territorios y descubrir nuevas formas de trabajar. La inauguración de este mes de mayo fue genial, y nuestro evento de junio fue como algo que irías a ver a uno de los clubes principales. Ida Engberg pinchó b2b con Adam Beyer, y teníamos a Sasha, Ben Westbeech, Cici y Lex Wolfenden”, continúa K. Booth. “Este año, podemos hacer más y parece que todos están listos para trabajar. Obviamente tenemos que mantener a la gente a salvo, pero tenemos que recuperar el baile y la discoteca”.

Es evidente que las ganas de reactivar las pistas de baile se palpan en el ambiente; aun así, algunos clubs están yendo con pies de plomo. Gaston Calabresi es el CMO del grupo Pacha. “Habiendo estado cerrado durante todo 2020, no podemos esperar a reabrir, pero las pautas de reapertura actuales no necesariamente van a funcionar para Pacha”, explica G. Calabresi a DJ Mag.

“No nos gusta el formato sentado, no es la experiencia propia de Pacha, la verdadera experiencia de club. Otros lugares pueden ser flexibles para hacer eso, pero no es lo mismo: tener una capacidad del 20% con el público sentado significaría cambiar drásticamente la economía de nuestros eventos. Tendríamos que repensar cómo organizar a nuestros residentes y fiestas, por lo que la reapertura no es algo que queramos considerar en este momento. Si las circunstancias nos obligan, lo pensaremos, pero por ahora, esto no es algo que queramos hacer por nuestra parte”, continúa manifestando.

Como conclusión, se podría decir que Ibiza cada vez tiene más posibilidades de readaptarse a esta nueva normalidad, volviendo a ser un foco turístico y creando altas expectativas en los visitantes. Todo ello depende estrechamente de las medidas restrictivas que imponga el gobierno a los clubs, y de la voluntad que tengan los trabajadores y artistas relacionados con la industria, por cumplir con dichas restricciones.