Sama Abdulhadi: de DJ a referente en la lucha por la libertad de expresión Enviar nuevo evento

Sama Abdulhadi: de DJ a referente en la lucha por la libertad de expresión

Sama Abdulhadi, la primera DJ y productora de techno palestina se ha convertido, en menos de tres semanas, en un referente mundial en la lucha por la libertad y los derechos humanos en Oriente Medio. 

 

 

Todo comenzó el 27 de diciembre del año pasado en la ocupada Cisjordania. Ese día, ella pinchaba en un concierto organizado en Nabi Moussa, una ciudad que se incluye hoy en día dentro de la Gobernación de Jericó. El nombre de la ciudad, traducido del árabe significa “Profeta Moisés” y, de hecho, se cree que es el lugar donde éste fue enterrado. Su población es muy pequeña y hay construido un santuario con el mismo nombre, que es su mayor encanto. 

 

Pues bien, allí, Abdulhadi fue sorprendida para mal. Las autoridades de su propio país la arrestaron después del espectáculo y ella no entendía nada. El Ministerio de Turismo le había autorizado llevar a cabo el evento y desconocía el porqué se la llevaban realmente. 

 

Esta noticia inundó las redes sociales y los medios especializados, y no tan especializados, en música electrónica. La repercusión, a nivel social de los hechos, ha trascendido tanto que se puso en marcha una recaudación de firmas para su liberación inmediata en Change.org. También varias organizaciones que velan por el cumplimiento de los derechos humanos, han mostrado su indignación y descontento al respecto y han defendido a la DJ con uñas y dientes. 

 

 

 

Nueve días después de su arresto, nos enterábamos de una nueva información de carácter agridulce. ¡La habían liberado! pero eso sí, con cargos. Y lo peor de todo, es que podría estar dos años en prisión si en el juicio la consideran culpable. Por lo tanto, esta guerra aún no ha acabado. 

 

No obstante, gracias a cómo se ha volcado la industria y a las más de 100.000 firmas que se recaudaron, Abdulhadi fue liberada. Así, agradecía en las redes sociales el apoyo recibido: “Estoy abrumada por el apoyo de mis compañeros músicos, artistas, activistas y toda la comunidad musical. Quiero agradecer a todos los que me han hecho sentir tan apoyada. En este momento, solo quiero pasar tiempo con mi familia”, y subía una publicación en Instagram con un mensaje todavía más largo y emotivo. 

 

 

En estos pocos días que llevamos de año se ha forjado una guerrera. Una persona que ha luchado y que seguirá luchando por la igualdad y por la libertad de expresión, en un país dónde te llevan al cuartelillo por hacer música. 

 

Querida Sama, estamos todos contigo, da igual el país, la raza o la etnia que tengamos. Sentimos que tu cometido, es también el nuestro. Es, en verdad, el de todos. 

 

#FREESAMA